viernes, 24 de febrero de 2017

Mil y una pantallas para tu portátil


Hace unos años, si a la pantalla de tu portátil le pasaba cualquier cosa, tenías dos opciones, o más bien tres: gastarte una pasta gansa en arreglarla, si es que era posible; tirar directamente el portátil a la basura y comprar otro, soltando también una pasta; o literalmente echarte a llorar desconsoladamente y quedarte sin ordenador personal. La última era la solución más barata y la que todos solíamos acabar tomando antes o después, porque no había quién mantuviera ese ritmo de gasto.


Por suerte, las cosas han cambiado. Las pantallas para portátil han mejorado mucho de calidad, pero además, y esto es lo mejor de todo, ahora es posible sustituirlas con facilidad, incluso puedes hacerlo tú mismo si eres un manitas. ¿Quién iba a imaginar eso hace no demasiado tiempo?
La tecnología de pantalla ha sufrido un desarrollo impresionante, y más cuando han llegado al mercado los dispositivos móviles y táctiles. En esencia, smartphones, tablets y smart tvs comparten las características de sus pantallas, que poco a poco han ido evolucionando para ser más resistentes, más eficientes y más intuitivas; y esto será tan sólo el principio.
Lo primero que has de saber si tienes que sustituir la pantalla de tu portátil, es de qué tipo es.  Realmente, eso no es tan complicado, puesto que si no es un equipo de última generación, lo más normal es que sea una LCD, que bien podría tener características de TFT o de IPS, según el modelo. Si por el contrario lo has adquirido hace poco tiempo (y te has gastado una pasta gansa, todo hay que decirlo), pudiera ser que tu pantalla fuera OLED, la nueva tecnología visual surgida hace poco.
También tienes las opción de buscar tu pantalla por marcas, ya que algunas de ellas son fieles a un tipo de pantalla o desarrollan la suya propia con ciertas características especiales para sus equipos, pero esto puede conllevar una búsqueda ardua si tu portátil no es muy reciente, y quizá te salga bastante peor de precio que si haces un elección más generalizada.
Tras toda esta información, quizás estéis interesados en seguir mi blog, donde cada cierto tiempo os haré partícipes de noticias, novedades y tutoriales, para que podáis mantener vuestras pantallas en perfecto estado durante el mayor tiempo posible. Tened en cuenta que, aunque el blog se referirá preferentemente a ordenadores portátiles, todo esto también podrá ser útil para otras pantallas de otros dispositivos que poseáis, y si no siempre podéis hacer una consulta, estaré encantado de responder a todas vuestras preguntas en función de mis conocimientos y capacidades.
Un saludo, y espero vernos pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario