jueves, 22 de junio de 2017

Las imágenes porno que invaden nuestras pantallas

No voy a negar que echo de menos aquellos tiempos en los que cuando entrabas a cualquier web, fuera del tema que fuera, empezaban a saltarte un montón de enlaces a páginas porno. Estaba mal, de acuerdo, se declaró ilegal y además en muchas ocasiones no era pertinente, pues el público de ciertas web no debía tener acceso a esa clase de contenido. Pero qué quieres que te diga, yo echo en falta algunas veces esa alegría de ver, como quien no quiere la cosa y sin esperarlo siquiera , a unas abuelas follando tan felices , como si fuera lo más normal del mundo.

Que no es que yo crea que las señores mayores, ancianas si cabe, no puedan tener vida sexual. Pero cuando pienso en las mujeres maduras que conozco, mayormente de mi familia, y alguna vecina, madre de amigos o compañeras de trabajo, no puedo evitar pensar en que no me las imagino en pleno éxtasis sexual, tal y como salen las viejas en el porno online. Y es que siempre debo recordar que aquéllas son actrices, y que están interpretando un papel; y que lo normal no es tener ese ansia por follar, ni esa energía cabalgando pollas, que parece que están experimentando un frenesí de actividad bastante extraño para su edad.

He conocido a algún que otro colega que tuvo percances con la pantalla de su ordenador, ya fuera de sobremesa o portátil, y aunque al principio no querían admitir la causa de la avería, al final todos caían ante mi insistencia; y me confesaban que había sido en una sesión de pajas frente al pc, viendo videos xxx, y que ahora podían asegurar que no era nada sano acercarse tanto a las imágenes, ni tocar nada con la mano pringada de semen. Una vez se me ocurrió preguntarles qué tipo de videos veían, y aunque al principio todos aseguraban que eran heterosexuales y de chicas jóvenes y guapas, luego alguno que otro se vino abajo, y me confesó que veía porno transexual, videos de lesbianas o que se ponían morados antes las escenas de maduras teniendo sexo.

Nunca me ha llamado mucho la atención el porno con mujeres mayores, aunque ya digo que estoy rodeado de ellas en mi vida diaria, y como éstas reales no causan mucha excitación en mí, tampoco veo cómo podrían hacerlo esas de los videos online. Supongo que sería cuestión de ir cambiando de gusto con la edad, o a lo mejor de verlas desde otro punto de vista. Claro que me estoy refiriendo a mujeres  mayores de verdad, de cincuenta para arriba; porque hasta yo estoy dispuesto a admitir que algunas maduritas de 30 o 40 años están más potente que las veinteañeras, y por supuesto con mucha más experiencia que ellas. Con mujeres así sí que me han caído unas cuantas pajas, pero eso sí, he tenido precaución de no acercarme a la pantalla de mi portátil, jeje.

Pero no negaré que estas señoras ancianas tiene su parte de morbo. Aunque para mí no resulten atractivas sexualmente, sí  que tengo que admitir que para el humor no tienen precio, como podrás ver en este vídeo:



Ahora sólo puedes acceder "accidentalmente" a webs o anuncios porno desde cierta clase de páginas, de esas que comúnmente se llaman de descargas y que se supone son ilegales. Bueno, no seré yo quién lo decida o las llame así, para eso ya están otro; pero sí que aprovechan todo el tirón que pueda tener la pornografía para sacarse una buena pasta en publicidad. Luego habrá que ver si al sitio porno en cuestión le sale rentable, porque que te salga el anuncio no quiere decir que pinches en él, o si pinchas, que consumas nada de lo que te ofrecen. Pero de todas formas, a mí ya me alegran el día las imágenes, como digo en el título del post;  y aunque en ocasiones estos pop-ups puedan resultar molestos, yo diría que ayudan a que la navegación por internet no sea tan monótona, así que yo voto a favor de que se sigan utilizando, manteniendo algunas claras precauciones, claro está.

viernes, 24 de febrero de 2017

Mil y una pantallas para tu portátil


Hace unos años, si a la pantalla de tu portátil le pasaba cualquier cosa, tenías dos opciones, o más bien tres: gastarte una pasta gansa en arreglarla, si es que era posible; tirar directamente el portátil a la basura y comprar otro, soltando también una pasta; o literalmente echarte a llorar desconsoladamente y quedarte sin ordenador personal. La última era la solución más barata y la que todos solíamos acabar tomando antes o después, porque no había quién mantuviera ese ritmo de gasto.


Por suerte, las cosas han cambiado. Las pantallas para portátil han mejorado mucho de calidad, pero además, y esto es lo mejor de todo, ahora es posible sustituirlas con facilidad, incluso puedes hacerlo tú mismo si eres un manitas. ¿Quién iba a imaginar eso hace no demasiado tiempo?
La tecnología de pantalla ha sufrido un desarrollo impresionante, y más cuando han llegado al mercado los dispositivos móviles y táctiles. En esencia, smartphones, tablets y smart tvs comparten las características de sus pantallas, que poco a poco han ido evolucionando para ser más resistentes, más eficientes y más intuitivas; y esto será tan sólo el principio.
Lo primero que has de saber si tienes que sustituir la pantalla de tu portátil, es de qué tipo es.  Realmente, eso no es tan complicado, puesto que si no es un equipo de última generación, lo más normal es que sea una LCD, que bien podría tener características de TFT o de IPS, según el modelo. Si por el contrario lo has adquirido hace poco tiempo (y te has gastado una pasta gansa, todo hay que decirlo), pudiera ser que tu pantalla fuera OLED, la nueva tecnología visual surgida hace poco.
También tienes las opción de buscar tu pantalla por marcas, ya que algunas de ellas son fieles a un tipo de pantalla o desarrollan la suya propia con ciertas características especiales para sus equipos, pero esto puede conllevar una búsqueda ardua si tu portátil no es muy reciente, y quizá te salga bastante peor de precio que si haces un elección más generalizada.
Tras toda esta información, quizás estéis interesados en seguir mi blog, donde cada cierto tiempo os haré partícipes de noticias, novedades y tutoriales, para que podáis mantener vuestras pantallas en perfecto estado durante el mayor tiempo posible. Tened en cuenta que, aunque el blog se referirá preferentemente a ordenadores portátiles, todo esto también podrá ser útil para otras pantallas de otros dispositivos que poseáis, y si no siempre podéis hacer una consulta, estaré encantado de responder a todas vuestras preguntas en función de mis conocimientos y capacidades.
Un saludo, y espero vernos pronto.